La VoZ digital | Secuestrados enterrados en fosas fueron ejecutados a balazos

2020-10-22 | 14:44

CRIMEN ORGANIZADO

Secuestrados enterrados en fosas fueron ejecutados a balazos
103



  •  


Procedimiento de rescate de los cuerpos. GENTILEZA Procedimiento de rescate de los cuerpos. GENTILEZA
En el marco de la investigación de las dos personas supuestamente vinculadas al narcotráfico y secuestradas en Itapúa, ayer la Fiscalía realizó un allanamiento y halló los cuerpos sin vida de ambos. Fueron enterrado a la orilla de una zona boscosa, a 10 km aproximadamente de la ruta principal que une San Pedro del Paraná y La Paz.

La agente fiscal Zunilda Ocampos realizó una verificacion en la que halló dos cádaveres, correspondientes a Rigoberto Bareiro Vargas (33 años) y su sobrino Diego Daniel Osorio Acuña (25 años). Ambos estaban secuestrados desde el 11 de octubre de este año y los captores, también presuntamente implicados en el Narcotráfico, solicitaron primeramente 50 mil dólares para la liberación de ambos. Dicho monto bajó luego a 30 mil dólares.

Acompañaron la diligencia el médico forense Fernando Martínez; el Comisario General Inspector Germán Real Medina, Director de Policía; el Comisario Principal MCP Ricardo Borja, del departamento de Investigaciones; el subcomisario Mario Vallejos, del departamento Antisecuestros; y el Suboficial Inspector Miguel Cristaldo, del departamento de Criminalística.

El hallazgo tuvo lugar ayer a las 20 horas, a la orilla de una zona boscosa, a 10 km aproximadamente de la ruta principal que une San Pedro del Paraná y La Paz. Los cuerpos se encontraban en una fosa común de 4 metros de profundidad.

El médico forense interviniente determinó traumatismo penetrante de tórax como causa de la muerte de los mencionados hombres, además de haber padecido shock hipovolémico. El cuerpo de Diego Osorio posee un impacto de bala, mientras que Rigoberto Bareiro cuenta con tres impactos en la espalda. Refirió el forense que uno de ellos también cuenta con una herida de arma contundente. Uno de los autores ya se encuentra detenido y a disposición fiscal, Fernando Araujo Ibarra.

Antecedentes del caso

Los hoy fallecidos fueron interceptados el pasado 11 de octubre en horas de la mañana mientras iban a bordo de un Toyota Premio de color gris, que luego fue abandonado y quemado en un camino vecinal de la Compañía Cambay de Coronel Bogado.

Bareiro Vargas contaba con orden de captura por violación a la Ley 1340, que reprime el Tráfico de Drogas. Además, se encontraba prófugo de la justicia desde el 2017. En lo que respecta a Osorio Acuña, actuaba como secretario del tío.