La VoZ digital | “Lo que hacemos es un freno más que una restricción", dijo Rolón sobre nuevas medidas

2020-12-07 | 15:42

PANDEMIA DEL COVID-19

“Lo que hacemos es un freno más que una restricción", dijo Rolón sobre nuevas medidas
103



  •  


Viceministro de Salud, Julio Rolón. GENTILEZA Viceministro de Salud, Julio Rolón. GENTILEZA
Con las nuevas disposiciones del Poder Ejecutivo, que establece la restricción horaria, se apunta a reducir la dispersión del virus en la comunidad, debido al aumento de casos de covid-19 a nivel país. Sobre estas nuevas disposiciones habló el viceministro de Salud, Julio Rolón.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social propuso varias medidas restrictivas a la Presidencia de la República, que están vigentes desde este lunes 7 de diciembre hasta el domingo 20, en todo el territorio paraguayo a excepción de Caacupé, donde rigen medidas específicas.

El viceministro de Rectoría y Vigilancia de la Salud del MSPBS, Julio Rolón vicioso, expresó que con estas medidas se apunta a reducir la dispersión del virus, por ello se determina la restricción del horario para la venta de alcohol hasta las 22:00 horas.

Así también indicó que se dispuso un lapso no mayor a 4 horas desde el inicio hasta el final de una actividad o evento social.

“Lo que hacemos es un freno más que una restricción o retroceso”, expresó el viceministro en entrevista con Radio Nacional.

Añadió que las actividades deben concluir antes de la media noche, hasta las 23:59 horas, ya que lo importante es que el evento se disperse en un horario determinado.

“Se busca trabajar sobre los indicadores del tiempo, redujimos el lapso porque de esa manera se baja el porcentaje de contagios”, aseveró Rolón.

MAYOR CONCIENCIA

El viceministro Rolón consideró fundamental la conciencia ciudadana para frenar el avance del Sars-Cov-2 en la comunidad, con el cumplimiento de las medidas de higiene y seguridad.

“Lo que buscamos siempre es que la conciencia ciudadana sea la que nos permita llevar adelante esta política de enfrentamiento contra el virus, porque podemos hacer todos los protocolos del mundo pero si como individuos no respetamos, poco y nada se logrará, y de hecho que las instituciones tienen que velar por el cumplimiento de las medidas”, aseveró.

Recordó que los jóvenes son los que más dispersen el virus por la actividad misma que realizan, como “el bono demográfico, son los que salen a trabajar, se mueven y disfrutan de la noche.”

Sostuvo que todos debemos de administrar nuestros riesgos con cuatro indicadores específicos como: el menor tiempo con los contactos, que se realicen en espacios abiertos, con una menor frecuencia en la semana, y limitar el número de personas.

“Estos son los elementos que se deben incorporar todos los días para que cada uno pueda administrar el riesgo”, recomendó.

Se deben minimizar los riesgos atendiendo que cada uno debe administrar a donde va, la frecuencia, el tiempo, la cantidad de personas. “Si respetamos las normas el riesgo se reduce a casi nada”, recordó.

Advirtió que cada ciudadano debe entender que estamos en una situación difícil, ya que hay personas que no creen lastimosamente en la enfermedad. Sin embargo, a diario “hay gente que está falleciendo, los hospitales están llenos y esa es una realidad que no podemos negar”, acotó.

Por ello, señaló que una forma de contribuir, aunque no se crea en el virus, es respetar las medidas de higiene y seguridad, por los demás, ya sea por un amigo, un familiar, alguien cercano o un colaborador

“El comportamiento de las personas es fundamental, puede haber decretos con la mejor disposición del mundo pero si la gente no cumple, no lograremos retroceder”, concluyó.

 

 

 

 

Fuente IP/RNP/MSP