La VoZ digital | Ministro de Deportes de Rumania condenó el incidente racista en la Champions

2020-12-09 | 18:18

NO TO RACISM

Ministro de Deportes de Rumania condenó el incidente racista en la Champions
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
Durante el encuentro de fútbol por la Liga de Campeones de la UEFA entre PSG y Basaksehir, el cuarto árbitro Sebastian Colescu identificó al asistente del equipo turco Pierre Webo con el término "negro". Tras esta situación, los jugadores de ambos equipos abandonaron el campo de juego en repudio al acto al que calificaron como racista. El ministro Ionu Stroe pidió disculpas en nombre del deporte rumano.

El ministro de Deportes de Rumania, Ionu Stroe, pidió este miércoles "disculpas en nombre del deporte rumano" por una expresión racista utilizada por un árbitro de esa nacionalidad contra el camerunés Pierre Webo, integrante del cuerpo técnico del Istambul BB de Turquía, en el partido contra el PSG en París por la Liga de Campeones.

"Pido disculpas en nombre del deporte rumano por este incidente desafortunado", dijo Stroe, quien subrayó que condenan "con firmeza" cualquier tipo de expresión o declaración que pueda ser considerada "racista o discriminatoria".

En la transmisión de la TV y después en videos publicados en las redes sociales se pudo escuchar a quien parece ser el cuarto árbitro refiriéndose a Webo como "aquel negro", para identificarlo ante el arbitro principal para que lo expulsara.

PSG - Istanbul Basaksehir: Coltescu, después del PSG-Basaksehir:  ¡Cualquiera que me conozca sabe que no soy racista! | Marca.com

Los jugadores de los dos equipos salieron del campo en señal de protesta por lo que el senegalés Demba Ba y otros futbolistas consideraron "una muestra de racismo" del cuarto árbitro.

Según los dichos de los futbolistas, las palabras "aquel negro" fueron pronunciadas por el rumano Sebastián Coltescu, quien ejercía de cuarto árbitro y trató de explicar "sin éxito" que había sido una forma de identificar con rapidez al miembro del cuerpo técnico que debía ver la tarjeta roja, indicó el diario español Mundo Deportivo.

Otros medios rumanos, sin embargo, aseguran que las palabras fueron dichas por otro de los árbitros asistentes, Octavian Sovre. El árbitro principal fue el rumano Ovidiu Hategan.

"El deporte es trabajo, ambición, juego limpio", dijo el ministro rumano, quien dijo esperar que no se llegue "a un escándalo diplomático" por lo ocurrido.

"Se tomarán medidas una vez que la UEFA nos diga de verdad qué ha pasado", concluyó el funcionario.

Ionuț Stroe, anuncio importante para clubes en Rumania.

 

 

 

 

 

Fuente Télam