La VoZ digital | Turquía desea mejorar las relaciones con Israel, pero reprocha su política hacia Palestina

2020-12-25 | 19:33

TENSIONES

Turquía desea mejorar las relaciones con Israel, pero reprocha su política hacia Palestina
103



  •  


El líder turco Tayyip Erdogan. GENTILEZA El líder turco Tayyip Erdogan. GENTILEZA
El presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, un fuerte crítico de Israel, aseguró este viernes que le gustaría mejorar relaciones con ese país. Sin embargo, también cuestionó la política israelí hacia los palestinos, que calificó de “inaceptable”. Las dos naciones congelaron relaciones en 2010.

En una declaración que resulta sorprendente e inusual, el presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, aseguró que le gustaría tener mejores vínculos entre su Gobierno y la Administración de Benjamin Netanyahu en Israel. Además, señaló que las conversaciones para una posible cooperación de inteligencia se reanudaron entre las dos partes.

Sin embargo, Erdogan reprochó la política israelí con relación a los palestinos, algo que describió como una "línea roja" de acción para Ankara.

“Es imposible para nosotros aceptar las políticas palestinas de Israel. Es imposible para nosotros aceptar la postura de Israel contra nuestros hermanos palestinos. Sus actos despiadados allí y su postura en territorio palestino son inaceptables. Esto (no cumple con) nuestra comprensión de la justicia y la integridad territorial de los países. Aquí es donde nos separamos de Israel. De lo contrario, nos hubiera gustado llevar nuestros lazos a un mejor punto”, afirmó el mandatario turco.

No obstante, Erdogan indicó que las conversaciones entre su país e Israel “a nivel de inteligencia no se han detenido", sino que "continúan". "Estamos teniendo algunos problemas con algunas personas en el nivel superior como lo hacemos con algunos países. De hecho, si no tuviéramos esos problemas a nivel superior, las relaciones podrían haber sido muy diferentes con Israel”, agregó. 

Para el diario The Times of Israel, las declaraciones de Erdogan apuntan a un intento de Ankara por iniciar relaciones con un nuevo Gobierno estadounidense menos afín a la derecha, a diferencia de la actual Administración del presidente Donald Trump.

Turquía e Israel, dos antiguos aliados, han sostenido un amargo enfrentamiento, a pesar de los fuertes lazos comerciales.

En 2010, congelaron relaciones tras el asalto al buque Mavi Marmara, que causó la muerte a diez activistas turcos. Y aunque en 2016 lograron un acuerdo para restablecer relaciones, este no ha sido aplicado a cabalidad.

Incluso en 2018, ambos gobiernos expulsaron a los respectivos embajadores en su territorio, luego de la denunciada represión de las fuerzas de seguridad israelíes contra manifestantes palestinos en la Franja de Gaza.

Uno de los enfrentamientos más recientes se produjo el pasado agosto, cuando el Gobierno de Benjamin Netanyahu acusó a la Administración de Erdogan de entregar pasaportes a una docena de miembros del grupo Hamas, que controla la Franja de Gaza, algo que las autoridades israelíes tildaron de "un paso muy poco amistoso".

El pronunciamiento de Erdogan este viernes también ocurre en medio del restablecimiento de relaciones entre Israel y varias naciones árabes que respaldan la causa palestina: Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Sudán y Marruecos.

Esta fue una decisión duramente rechazada por el presidente turco, pero el miércoles el Gobierno israelí anunció que negocia una normalización de lazos con una quinta nación musulmana, posiblemente en Asia. En ese sentido, el Gobierno de Túnez descartó que se trate de su país.

Los palestinos han censurado los acuerdos, logrados con la mediación de Estados Unidos, al considerarlos una traición a una demanda de larga data de que Israel reconozca los territorios palestinos como Estado y detenga la construcción de asentamientos judíos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, participan en la firma de los Acuerdos de Abraham, que normalizan sus las relaciones diplomáticas. En la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 15 de septiembre de 2020.
El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, participan en la firma de los Acuerdos de Abraham, que normalizan sus las relaciones diplomáticas. En la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 15 de septiembre de 2020. © Reuters/Tom Brenner

 

 

 

Fuente France24 / Con Reuters y medios locales