La VoZ digital | Dicen que el tiempo dio la razón a Zidane con James y Bale

2020-12-30 | 10:55

Futbol internacional

Dicen que el tiempo dio la razón a Zidane con James y Bale
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
Si algo tenía claro Zidane el pasado verano es que no quería pasar otra temporada con Bale y James en la plantilla. De puertas a fuera, la relación entre el técnico y los dos futbolistas (que aún pertenecen a la plantilla del Real Madrid) era estrictamente profesional, correcta, sin más. Pero fue el propio Zidane el que ya quiso desprenderse de ambos el pasado verano (2019), dejando para el recuerdo aquella frase de "si se va mañana, mejor", referida al galés, con el equipo ya de gira por Estados Unidos. En el caso de James no fue tan explícito, pero sus decisiones técnicas hablaron por él.

Para el club también era básico liberarse de las fichas de Bale y James, tanto en el aspecto deportivo como en el económico. Eran dos jugadores con altísimos salarios que apenas contaron para Zidane en la 19-20: 14 partidos para el de Cúcuta y 20 para el de Cardiff. Números muy alejados para dos futbolistas considerados estrellas mundiales en los mejores momentos de sus carreras.

Momentos que parecen lejanos en ambos casos en esta nueva campaña, en la que ambos han recalado en potencias intermedias de la lujosa Premier, el Tottenham en el caso del británico y el Everton en el del sudamericano. James empezó bien, como la pasada campaña en el Madrid (y como en los comienzos de su cesión en el Bayern de Múnich), pero poco a poco se ha ido diluyendo y disminuyendo sus prestaciones. El mediapunta brilló con tres goles y tres asistencias en las cinco primeras jornadas de la Liga inglesa, pero lleva cinco partidos sin ser ni siquiera convocado, en teoría por una lesión de la que el club de Liverpool no ha dado más detalles. James fue titular en 10 de los 11 primeros partidos de liga de los Toffees, ilusionando a una afición que ahora duda de su aportación.

El caso de Bale es aún más peliagudo, pues José Mourinho apenas ha contado con él en cuatro partidos de Premier (160 minutos), relegando al galés a la Europa League (seis titularidades en seis duelos), un escenario muy distinto al que Bale solía disfrutar cuando vestía de blanco. Bale se fue del Madrid lesionado (se perdió los cinco primeros partidos de los Spurs por un problema en la rodilla) y lesionado vuelve a estar ahora, con una dolencia en el gemelo (el punto débil de su anatomía durante su etapa en el Bernabéu) que le mantendrá de baja "unas semanas", según confirmó Mou. Hasta su nuevo percance muscular, sumaba tres goles en 11 partidos.

Con sus diferencias, las trayectorias de Bale y James en Inglaterra (ambos en clubes de un rango claramente inferior al del Madrid) dan la razón a Zidane, que apenas contó con ellos en la pasada temporada (ninguno de los dos tuvo peso alguno en ninguno de los éxitos deportivos del equipo, las conquistas de Liga y Supercopa de España) y cuya idea con respecto a ambos futbolistas no había variado de cara al ejercicio actual. Zidane no los quería y ni Bale ni James provocan por ahora el remordimiento del francés.

 

 

Fuente Marca