La VoZ digital | Abdo Benítez pretendió saldar deuda con PDVSA pactando con Guaidó, según una investigación

2021-01-04 | 18:54

INVESTIGACIÓN

Abdo Benítez pretendió saldar deuda con PDVSA pactando con Guaidó, según una investigación
103



  •  


Mario Abdo Benítez y el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. GENTILEZA Mario Abdo Benítez y el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. GENTILEZA
El Washington Post de los Estados Unidos reveló movidas del Gobierno Paralelo de Venezuela, liderado por Juan Guaidó, para captar activos venezolanos en el extranjero. Entre los que se prestaron para el negocio de contratos legalmente inválidos, según referentes opositores venezolanos, aparece el Gobierno de Mario Abdo Benítez, que estaba dispuesto a pagar a líder de la oposición caribeña la deuda que Petropar tiene con PVDSA.

Una investigación periodística de The Washington Post reveló algunas irregularidades administrativas que el Gobierno Interino de Venezuela, con Juan Guaidó a la cabeza, realizó para poder recolectar activos venezolanos en el extranjero. 

Jorge Reyes y Pedro Antar, hombres de la oposicón venezolana, dijeron al diario de Estados Unidos que se habían identificado USD 40 mil millones en activos del gobierno venezolano y que estaban incluidas acciones de empresas, automóviles de lujo, lujosas casas y deudas no cobradas, vinculadas a la empresa estatal Petroleos de Venezuela SA (PVDSA).

Reyes confensó que el el mismo GUaidó quien llamó en abril de 2019 para expresar interés, y de desarrollaron más de doce reuniones  con altos miembros de la oposición,  respaldada por más de 60 gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos y Pargauay.

Durante una reunión en diciembre de 2019 en Doral, Miami, Reyes dijo que él y Antar recibieron una carta escrita a mano, una fotografía (entregada a The Washington Post), con una lista de demandas "impactantes".

"Esas demandas incluyeron un pago por adelantado de $ 750,000 a una compañía de Florida que, según los registros estatales, es copropiedad de Magin Blasi, hermano de un alto funcionario de la embajada venezolana controlada por Guaidó en Washington. Esa empresa también se convertiría en su socio, estipulaba la carta, compartiendo la comisión del 18 por ciento que los hombres habían negociado con los funcionarios de Guaidó", refiere la publicación. 

“Estaba asombrado”, dijo Reyes. “Me pregunté: '¿El presidente Guaidó sabe de esto?' Quiero decir, estos tipos claramente estaban tratando de hacer algo ilegal. Ni siquiera se puede hablar de algo así en suelo estadounidense. Fue una extorsión. . . . O pagamos o no obtuvimos el contrato ".

APARECE PARAGUAY

En el 2019 el gobierno de Nicolás Maduro, ante el apoyo internacional que Abdo dio a Guaidó, reclamó al Paraguay una deuda de US$ 340 millones por provisión de combustible de PDVSA a Petroleos Paraguayos (Petropar). 

El Comisionado Presidencial para Gestión y Recuperación de Activos, Javier Troconis, habría contratado servicios de un abogado argentino identificado como Sebastián Vidal, para negocial con el Gobierno de Mario Abdo la deuda paraguaya con PDVSA. 

"Según dos borradores del contrato no ejecutado obtenidos por The Post, el acuerdo habría condonado la mitad de la deuda de 269 millones de dólares que Paraguay acepta que le debe a Venezuela", dice la publicación. 

La ex presidenta de Petropar, Patricia Samudio, había dicho en el 2019 que Paraguay reconnoce la deuda de USD 280 millones.

Además, el acuerdo pretendía ortorgar una comisión de USD 26 millones al abogado argentino, que se reunió con los referentes del Gabinete de Abdo. 

José Ignacio Hernández, exfiscal general de Guaidó, dijo que advirtió a altos funcionarios del gobierno de Guaidó "repetidamente" que Troconis estaba actuando más allá de su autoridad (tenía la intención de identificar los activos del gobierno, pero no buscar personalmente su recuperación) cuando intentó negociar el trato con Paraguay en 2019, menciona la publiación. 

Juan Ernesto Villamayor declaró al medio estadounidense que Guaidó le pidió al gobierno paraguayo en marzo que enviara la propuesta a Hernández para su revisión. 

Por su parte Hernández dijo que recibió el contrato en marzo y les dijo a nuestros gobernantes que no era legalmente válido el contrato/acuerdo y que no sería aceptado. Hernández renunció como fiscal general de Guaidó poco tiempo después.

Y sobre el "enviado", el jefe de Gabinete de la Presidencia aseguró que Vidal se presentó como “un representante de PDVSA".

 

 

 

 

 

Con información de The Washington Post y Globo Visión /