La VoZ digital | Manifestantes pro-Trump tomaron el Capitolio y tropas llegarán a Washington para contenerlos

2021-01-06 | 18:42

ESTADOS UNIDOS

Manifestantes pro-Trump tomaron el Capitolio y tropas llegarán a Washington para contenerlos
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
Manifestantes proTrump rompieron el cerco de seguridad y entraron al Congreso de los Estados Unidos y los congresistas suspendieron la sesión de ambas cámaras en la que se debía certificar la victoria presidencial de Joe Biden. Gobernadores anunciaron el envío de tropar a Whashington para contener las protestas.

Las autoridades del Congreso de Estados Unidos cerraron el edificio y suspendieron la sesión de ambas cámaras en las que se debía certificar la victoria presidencial de Joe Biden, luego de que miles de simpatizantes del mandatario saliente Donald Trump rompieran el cerco de seguridad, tomaran las escalinatas y la entrada del Capitolio y hasta ingresaran a los recintos de las dos cámaras.

Poco antes, la alcaldesa demócrata de la ciudad de Washington, Muriel Elizabeth Bowser, había decretado un toque de queda para la capital a partir de las 18 de hoy (las 20 en la Argentina) en un intento por forzar la dispersar las protestas antes de que caiga la noche.

La cadena CNN mostró una imagen del interior del recinto de la Cámara de Representantes con una ventana rota y un grupo de fuerzas de seguridad del Capitolio apuntando sus armas a un presunto manifestante que logró ingresar al edificio del Congreso.

Manifestantes armados en el Capitolio de EE.UU.: minuto a minuto | CNN

También mostró una imagen del interior del recinto del Senado, en el que se ve a un manifestante sentado en el lugar del titular de la cámara, el mismo asiento que hasta hacía unos minutos había ocupado el vicepresidente, Mike Pence, quien según medios de comunicación fue evacuado del edificio como el resto de los legisladores.

La irrupción de los manifestantes sucedió mientras un grupo de legisladores republicanos aliados de Trump intentaban obstaculizar la certificación tradicional del voto del Colegio Electoral, que eligió al opositor Biden como el próximo presidente.

Partidarios del presidente de EE. UU., Donald Trump, se manifiestan en el segundo piso del Capitolio de los Estados Unidos cerca de la entrada del Senado después de romper las defensas de seguridad, en Washington, EE. UU., el 6 de enero de 2021.

Trump, sin embargo, sigue sin reconocer su derrota y alentó las protestas en contra de la certificación del triunfo demócrata.

Más tarde, el gobernador de Virginia, el demócrata Ralph Northam, ordenó el envío de la Guardia Nacional y 200 tropas estatales a la vecina Washington DC, mientras que el vocero del Pentágono, Jonathan Hoffman, informó que toda la Guardia Nacional de la capital fue movilizada a las calles para reforzar a las fuerzas federales que siguen llegando al Congreso, algunos con equipos antidisturbios.

Las protestas, que incluyen grupos armados ultranacionalistas y supremacistas, fueron creciendo a lo largo del día y acercándose al Capitolio, hasta que luego de varios forcejeos con la Policía, lograron romper el cerco de seguridad y tomar por completo las escalinatas y la entrada de la sede del Poder Legislativo.

DOBLE DISCURSO

Minutos antes del caótico desenlace, el vicepresidente Mike Pence rechazó las presiones del saliente mandatario Donald Trump, quien le había insistido en las últimas horas que negara la certificación de la victoria de Joe Biden en los comicios presidenciales, realizado en noviembre pasado. 

En una carta publicada al mismo tiempo en que se dio inició a la sesión especial del Congreso, el vicepresidente Pence expresó que no cree que “los Padres Fundadores hayan buscado darle autoridad unilateral al vicepresidente para decidir qué votos electorales deberían ser contados durante la Sesión Conjunta del Congreso, y ningún vicepresidente ha hecho uso de esa autoridad”. 

Tras conocerse esta misiva, el mandatario estadounidense no dudo en arremeter contra su vicepresidente: “Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución (...) ¡Estados Unidos exige la verdad!".

Minutos después, manifestantes que se encontraban a las afueras del Capitolio y tras algunos choques con las autoridades apostadas a las entradas del Congreso, irrumpieron en el recinto. Inmediatamente se ordenó un receso de emergencia y se pidió la evacuación de los legisladores presentes. El vicepresidente Mike Pence fue trasladado a un lugar seguro.  

Luego el presidente Trump volvió a recurrir a las redes sociales, pero en esta ocasión rebajó el tono de su discurso y urgió a sus simpatizantes mantener la paz. 

Algunos legisladores calificaron el hecho como un ataque a Estados Unidos, incluso hay quienes lo denominaron como un intento de "golpe de Estado".

La Guardia Nacional y otras fuerzas federales fueron desplegadas en Washington para intentar contener la situación, sin precedentes en la historia de Estados Unidos. 

 

 

 

 

Con información de Téla, France24 / Con AP, Reuters y EFE