La VoZ digital | Ya está detenido un jefe policial por el caso de secuestro y extorsión de turistas brasileños

2021-01-20 | 19:42

INSEGURIDAD

Ya está detenido un jefe policial por el caso de secuestro y extorsión de turistas brasileños
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
El el comisario principal Alcides Velázquez se presentó ante la Dirección de Policía de Alto Paraná para dar cumplimiento a la orden fiscal. Además del jefe de la Comisaría de Torín, otros cuatro policías a su cargo también fueron procesados por el Ministerio Público.

Finalmente, luego que se librara una orden de captura en su contra, el jefe de la Comisaría 21ª de Torín, comisario Alcides Velázquez, se entregó en la Dirección de Policía de Alto Paraná. Esto se da luego de que turistas brasileños hayan denunciado que fueron víctimas de secuestro y extorsión por parte de agentes policiales en el Departamento de Caaguazú.

La representante del Ministerio Público, fiscala Estela Marys Ramírez, aún evalua la posible complicidad del jefe de la Comisaría por los hechos cometidos por sus subalternos.

Recordemos que la Fiscalía ya presentó imputación contra los policías Eladio Giménez, Gustavo Toledo, Omar Paredes y Julio Díaz, todos por el hecho punible de secuestro y asociación criminal.

Aunque supuestamente fueron estos hombres los implicados en la ejecución de la detención ilegal de los turistas brasileños Mateus Manggioca y Julia de Lima Venancio, existen sospechas que comprometen al comisario principal.

Según la denuncia, los agentes habían amenazado a la pareja con implantarles drogas e involucrarlas en prostitución.

Los agentes primero solicitaron la suma de 50 mil reales, pero luego bajaron a 25 reales. Cuando la mujer fue a retirar el dinero de un banco de Foz do Iguaçu, comentó lo que sucedió. Las autoridades bancarias informaron a la Policía Civil, y luego a la Policía Federal, que también denunciaron alertaron de lo sucedido a la Policía paraguaya a través del Comando Tripartito.

Según el Código Procesal Penal, los agentes policiales se exponen a una pena de hasta 20 años de cárcel.