La VoZ digital | Comisario es procesado por su implicancia en secuestro de turistas brasileños

2021-01-21 | 21:51

INSEGURIDAD

Comisario es procesado por su implicancia en secuestro de turistas brasileños
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
El Ministerio Público presentó imputación contra el comisario principal Alcides Velázquez, ex jefe de la Comisaría de Torín. Esto en el marco de la investigación de la privación de libertad de dos turistas brasileños a quienes policías a su cargo extorsionaron para sacarle dinero.

La agente fiscal Estela Mary Ramírez presentó imputación contra el comisario principal Alcides Velázquez Iriarte (48) por su supuesta implicancia en el secuestro de una pareja de brasileños. La acción penal es por los supuestos hechos punibles de Secuestro y Asociación criminal en carácter de cómplice.

Con relación al caso, con anterioridad, fueron procesados como autores los suboficiales Julio Darío Díaz Sosa (31), Osmar Antonio Paredes Arrúa (30), Eladio Inocente Giménez Caballero (35) y Gustavo Arnaldo Toledo González (35). Todos ellos se encuentran recluidos en una dependencia de la Dirección de Policía de Alto Paraná con pedido de prisión preventiva.

El supuesto plagio se habría registrado el 18 de enero último, a las 17:00 aproximadamente, en la localidad de Torín, departamento de Caaguazú. Resultaron víctimas Julia De Lima Venancio y Matheus Mangiocca, quienes circulaban en un vehículo, de la marca Jeep Renegade, con matrícula ENU 9688 del Brasil, cuando fueron retenidas en el retén ubicado en la Ruta N° 2.

Los agentes pidieron documentos personales y del vehículo a los visitantes. Éstos exhibieron las documentaciones y mostraron una foto de la autorización para conducir, que tenían guardado en el celular. El documento fue objetado por los intervinientes, quienes decidieron aprehender y trasladar a la pareja hasta la comisaría 21ª, a cargo del jefe policial Velázquez Iriarte.

Allí, los suboficiales les exigieron supuestamente la suma de 50 mil reales para no implicarlos en un supuesto tráfico de droga a Matheus y en prostitución a Julia De Lima. Para sustentar aquello, los uniformados fotografiaron al hombre con una bolsa de plástico en la mano y a la mujer le levantaron el short y también le tomaron imágenes, según refiere la imputación.

Las víctimas explicaron a los policías que no contaban con el dinero exigido, pero que podían conseguir 25 mil reales si le permitían a la mujer viajar hasta Foz de Yguazú para buscar la plata. Las dos personas fueron mantenidas privadas de su libertad hasta las 06:00 del día siguiente, siendo luego trasladadas a Ciudad del Este.

En la capital del Alto Paraná, los agentes obligaron a los afectados a impregnar sus huellas dactilares en un acta policial sin contenido, de fecha 19 de enero, que llevaba la firma del comisario Alcides Velázquez, hecho que demostraría que el mismo estaba al tanto de la supuesta actuación al margen de la ley de sus subalternos.

Seguidamente, Julia abordó un taxi y se dirigió hasta vecina ciudad brasileña para realizar la extracción de los 25 mil reales de una entidad bancaria, mientras Matheus seguía en poder de los sospechosos.

Una vez en el banco, la joven no pudo extraer el monto en cuestión, ya que posee una tarjeta de estudiante que le permite disponer solamente 5 mil reales en un día. A raíz de esta situación, la misma entró en una crisis de llantos, alertando a los funcionarios del banco, que comunicaron el hecho a la Policía.

Los agentes brasileños acudieron a la entidad bancaria y dialogaron con Julia, quien confesó que su esposo estaba secuestrado en poder de los policías paraguayos. Las fuerzas públicas del Brasil comunicaron el hecho al Comando Tripartito de Ciudad del Este.

Los efectivos presuntamente implicados en el hecho se enteraron de que el caso se había filtrado, por lo que decidieron liberar a Matheus y regresaron a la zona de Caaguazú. No obstante, tras la denuncia formal, ese mismo 19 de enero, en horas de la noche, la fiscal Estela Ramírez allanó la comisaría de Torín y detuvo a los cuatro suboficiales. También ordenó la detención preventiva del titular de la comisaría, donde se registraron presumiblemente los hechos y ahora dispuso su imputación.