La VoZ digital | Fiscalía imputó por homicidio al cirujano Miguel Cavallo

2021-02-08 | 19:56

NEGLIGENCIA

Fiscalía imputó por homicidio al cirujano Miguel Cavallo
103



  •  


Maylen Analía Romero, víctima fatal. GENTILEZA Maylen Analía Romero, víctima fatal. GENTILEZA
El médico cirujano Miguel Cavallo fue imputado por la muerte de la joven Meylen Romero, quien el 30 de diciembre había ingresado al Sanatorio Médicis para una cirugía de implante mamario y falleció durante el procedimiento. El hecho que se atribuye al médico es de homicidio culposo.

La agente fiscal Claudia María Aguilera Jara formuló imputación en contra del Dr. Miguel Angel Cavallo por la presunta comisión del hecho punible de Homicidio Culposo.

En fecha 30 de diciembre de 2020 aproximadamente a las 16:20, Maylen Analía Romero Ledesma junto con su novio Fernando Lòpez Blanco habrían concurrido al Sanatorio Medicis, ubicado sobre la calle Félix Bogado 1917 e/ Picuiba de la ciudad de Asunción, para realizarse una cirugía de implante mamario (Mamoplastía), previa consulta médica con el Dr. Miguel Angel Cavallo con quien contactó días antes para la intervención quirúrgica. Según la imputación fiscal, el médico realizó el procedimiento solo sin un anestesiologo que lo acompañe.

Aproximadamente tres días antes el doctor habría llamado al Hospital Medicis para solicitar la reserva de una sala de quirófano, con el fin de realizar una cirugía ambulatoria de párpados, sin internación, esto fue anotado en la agenda del Sanatorio Medicis por parte del licenciado en Enfermería Dionisio Vera, “fecha 30 de diciembre de 2020, 17 hs Cirugía de Párpados”, conforme su petición. Este agendamiento de cirugía, que en realidad fue de implantes de mamas, correspondería a la víctima fatal.

Ya durante el procedimiento, el Licenciado Vera se había percatado de que no se trataba de una cirugía de párpados y reclamó al profesional, pues los elementos preparados no eran los correspondientes, sin embargo, este de todas formas continuó la preparación de la anestesia a ser aplicada a la mujer, utilizando así tres frascos de supuesta lidocaína. Seguidamente, la paciente convulsionó tres veces varios minutos y aun así el médico habría querido continuar con la operación, por lo que el enfermero acudió a un médico de guardia, quien trató de reanimar a Maylen y requirió con urgencia su traslado a una sala de terapia intensiva, a lo que el cuerpo de la mujer ya no resistió y falleció.