La VoZ digital | Ordenan la detención de la ex presidenta Jeanine Áñez y cinco ex ministros bolivianos

2021-03-12 | 19:13

BOLIVIA

Ordenan la detención de la ex presidenta Jeanine Áñez y cinco ex ministros bolivianos
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
La Fiscalía de Bolivia emitió órdenes de captura contra la ex mandataria y cinco miembros de su gabinete por los supuestos cargos de "sedición y terrorismo" por el llamado caso "golpe de Estado", informó France 24. Según las autoridades judiciales, esto tiene que ver con acontecimientos ocurridos en nombre del 2019 cuando, por presión de las Fuerzas Armadas, Evo Morales renunció a la presidencia y terminó en el exilio.

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Añez, confirmó en su cuenta de Twitter este 12 de marzo que se había emitido una orden de detención para ella y cinco miembros de su antigua Administración. La Fiscalía acusa a la exmandataria de cargos de "terrorismo y sedición". 

Añez llegó al poder a finales de 2019, después de que se produjera la salida anticipada de Evo Morales, quien fue acusado por la oposición de haber cometido fraude en los comicios de ese año. Tras su salida, forzada por los militares, el mandatario se exilió en México y después en Argentina.

Sin embargo, el partido MAS de Morales regresó al poder en las elecciones de octubre pasado. Su candidato, el exministro de Economía Luis Arce, ganó holgadamente las elecciones y se convirtió en el nuevo presidente, lo que hizo posible el regreso de Morales al país.

La Fiscalía boliviana también emitió órdenes de captura para dos antiguos militares, acusados ​​por el actual Gobierno de estar involucrados en el golpe contra Morales, llevado a cabo en medio de un fuerte estallido social que pedía su renuncia y que chocó a su vez con partidarios del dirigente.

Se trata del antiguo jefe de policía, Yuri Calderón, y el antiguo comandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, por denuncias de terrorismo, sedición y conspiración.

El caso de Jeanine Añez será tratado de manera especial de acuerdo a lo que estipula la ley del país para expresidentes. Este proceso se adelantará como un juicio de responsabilidades, por lo que no será llevado a la Justicia ordinaria.

Cuando la exmandataria asumió la presidencia, la máxima instancia de la Justicia en el país, el Tribunal Constitucional, avaló el procedimiento, tras el vacío de poder que se produjo en la nación andina a causa de las renuncias de los principales cargos del Ejecutivo y el Legislativo.

Junto a la renuncia de Morales, se produjo también la de el entonces vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, el presidente de la Cámara de Diputados, Victor Borda, y la del primer vicepresidente del Senado, Rubén Medinaceli. Añez asumió como segunda vicepresidenta del Senado y tras no encontrar quórum para asumir la Presidencia, determinó que la Constitución se lo otorgaba y que por lo tanto debía asumir el cargo. 

Tras conocerse las órdenes de detención, varios sectores de la oposición denunciaron “persecución”. Algunos líderes opositores salieron en defensa de los exfuncionarios y tildaron de "tirano" al Gobierno del presidente Luis Arce y al MAS, por considerar que crean leyes para dar "impunidad" a sus militantes.

Por su parte, el partido de Añez, Comunidad Ciudadana, emitió un comunicado denunciando un “proceso brutal y arbitrario de persecución política” y aseguró que se trata de un “atentado contra la libertad” y de una “ofensa a los millones de bolivianas y bolivianos que lucharon por la democracia”. 

 

 

 

 

Fuente France 24 (con Reuters y EFE)