La VoZ digital | Para Justicia queda confirmado un plan de fuga

2021-03-19 | 18:52

HALLAZGO

Para Justicia queda confirmado un plan de fuga
103



  •  


Verificación realizada por técnicos del MJ. GENTILEZA Verificación realizada por técnicos del MJ. GENTILEZA
Con la fosa encontrada en la cárcel de Tacumbú queda confirmado que existía un plan de fuga dentro del penal. Las autoridades penitenciarias recordaron que tras informes de inteligencia de la existencia de este plan se había dado el traslado del Orlando Enfrén Benítez Portillo, que derivó en un motín con varios muertos.

Tras el descubrimiento en la víspera de una fosa en la Penitenciaría Nacional localizada en la Iglesia Católica Virgen de la Merced, para el Ministerio de Justicia se confirma el plan de escape que se obtuvo con informaciones cruzadas recibidas desde la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios y que en su momento justificó el traslado de Orlando Efrén Benítez.

Cecilia Pérez, titular de la Institución de Justicia afirmó que se encuentran trabajando con información de inteligencia en este momento.

“Estamos tras las pistas de los responsables y la clave sería encontrar la boca donde comenzó la excavación del túnel que por cierto no concluyó, aunque existen presunciones que estaría comandado por Orlando Efrén Benítez”, expresó la ministra Pérez.

En este momento continúan las tareas de verificación en el lugar del hundimiento por parte de la Dirección de Obras e Infraestructura del Ministerio de Justicia, que comunicó sobre la envergadura del túnel que cruza toda la iglesia del penal, y localizado a una profundidad de 1,80 metros con constatación de cordón de cable eléctrico.

El hallazgo de la cavidad alcanza 26 metros de longitud, pero existen dos bifurcaciones que aún no han sido dimensionadas. A nivel superficial del trayecto no se encontraron indicios sobre una boca de salida en la calle México.

Recordemos que el traslado de Benítez Portillo en febrero pasado generó un motín en el penal de Tacumbú, liderado supuestamente por el Clan Rotela. Luego de dicho motín se confirmó la muerte de siete internos, tres de ellos decapitados.