La VoZ digital | “Hacemos la Superliga para salvar al fútbol, la situación es dramática”, dijo Florentino

2021-04-20 | 06:48

Futbol internacional

“Hacemos la Superliga para salvar al fútbol, la situación es dramática”, dijo Florentino
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, dibujó un paisaje apocalíptico para justificar por qué 12 clubes han lanzado la Superliga europea, un proyecto que ha desatado una guerra total en la que nadie de las más altas esferas de poder ha quedado al margen, tampoco la política.

“Esto lo hacemos para salvar el fútbol, que está en un momento crítico, a punto de arruinarse. La situación es dramática. Lleva tiempo perdiendo interés. Las audiencias y los derechos audiovisuales van bajando y algo había que hacer. El fútbol está en caída libre. Si no hacemos algo, no durará mucho. Debe evolucionar, como la vida, las personas y las empresas. Se tiene que adaptar a los tiempos”, aseguró en el programa El chiringuito el mandatario blanco y principal cabeza de este movimiento. Fue su primera intervención pública después de que el pasado domingo anunciaran la idea en la que llevaban trabajando dos años y lo hizo con duros ataques a la UEFA.

Según explicó, las entidades más importantes del continente han perdido 5.000 millones de euros durante la pandemia. “Nosotros, el Real Madrid, hemos dejado de ingresar 400”, advirtió. “Todo estaba delicado, pero el coronavirus ha venido a darnos la puntilla. En esta situación, morimos”, continuó en su discurso.

Pérez explicó que, llegados a este punto, la conclusión a la que han llegado los impulsores de este plan (United, City, Liverpool, Chelsea, Arsenal, Tottenham, Juventus, Inter, Milan, Barcelona, Atlético y Real Madrid; para el torneo faltarían tres fijos más cinco invitados “por criterios deportivos”) es “hacer partidos más competitivos y atractivos para paliar el dinero que se ha perdido”. Y a la caza de un público objetivo muy claro: los jóvenes que, según puntualizó, se han alejado de este deporte. “Hay muchos partidos de escasa calidad y ellos se van a otras plataformas. Lo que es atractivo es que juguemos los grandes. Ahora la Champions es solo atractiva a partir de cuartos. El resto, muy poco. Nos toca contra equipos modestos que no tienen atractivo. Los jóvenes prefieren entretenerse de otra manera, dicen que un partido se les hace muy largo. A lo mejor hay que acortarlos”, dejó caer.

El presidente blanco apuntó que, ante la escasez económica actual, la idea es que “los de arriba”, con sus millones de seguidores en todo el mundo, puedan generar dinero para que fluya “de forma solidaria” al resto. “No puede ser que en la Liga ganen dinero los clubes modestos y el Barcelona pierda. O que en Inglaterra los seis equipos de la Superliga pierdan e igual los otros 14 ganan. Esto, así, dura un rato”, matizó. En las cuentas de este grupo de entidades se cifra en más de 7.000 millones el montante a repartir de inicio entre los participantes.

El objetivo de los rupturistas es arrancar cuanto antes, si es este agosto mejor, aunque están abiertos a retrasar el proyecto en el caso de que sea posible alcanzar un acuerdo con la UEFA. “Queremos hablar con ellos y con la FIFA”, dijo. La primera reacción del máximo organismo del fútbol europeo, sin embargo, resultó furibunda. “La Superliga es un escupitajo en la cara del fútbol y de nuestra sociedad”, exclamó el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, que centró sus ataques en el presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, al que acusó de “mentir de forma persistente”.

 

 

El Pís