La VoZ digital | Perú: Pasando el 95% del escrutinio, Castillo lidera con un margen de 80.000 votos

2021-06-07 | 20:21

POLÍTICA INTERNACIONAL

Perú: Pasando el 95% del escrutinio, Castillo lidera con un margen de 80.000 votos
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
De acuerdo con el boletín de la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú, el candidato de izquierda sigue distanciándose de su rival conservadora Keiko Fujimori. Aunque lentamente, esta disputada contienda presidencial se acerca a su fin con más del 95% de actas procesadas. Ambos candidatos, que desde anoche apelan a la calma, se encuentran en Lima para alzarse presidente/a o reconocer su derrota, informó France24.

Día reñido en Perú, que ya supera las 24 horas. Y es que de acuerdo al más reciente recuento de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el aspirante Pedro Castillo sacó ventaja a su contrincante Keiko Fujimori con más de 80.000 votos de diferencia, cuando las actas procesadas sobrepasan el 95%.

A las 19.00 hora local, las urnas cerraron, clausurando la segunda vuelta presidencial. Desde ese instante, los resultados del sufragio han pasado de un empate técnico, a uno más reñido y a veces aventajado como ahora. Todo para conocer al futuro primer cargo del país, para el periodo 2021-2026.

Vale decir que toda esta dinámica se ha enmarcado en la demora del recuento del voto rural respecto a las zonas urbanas, donde Fujimori a priori tiene más peso, mientras que Castillo ha cosechado más apoyo en las regiones más escondidas y rurales del país, que lo catapultaron precisamente a este balotaje.

Así las cosas, la pregunta que ronda desde las 23.30 de la noche es quién resultará ganador o ganadora, alzándose presidente o presidenta del Bicentenario peruano. Ambos candidatos se encuentran con esta expectativa en Lima.

CALMA Y PRUDENCIA

A través de Twitter, Castillo dijo al inicio del recuento que "desde Tacabamba le pido a nuestros personeros y personeras estar atentos a defender cada voto". Asimismo, añadió que convocaba "al pueblo peruano de todos los rincones a asistir en paz a las calles para estar vigilantes en la defensa de la democracia".

Posteriormente, en declaraciones a la prensa, el aspirante de Perú Libre hizo un llamado a "la calma y a la cordura", invitando a sus seguidores a esperar los datos oficiales de la ONPE: "Saldremos a pronunciarnos a partir de ese momento".

De la misma forma, más tarde, alrededor de las 21:40, se pronunció la candidata Keiko Fujimori, pidiendo igual calma y prudencia.

En una corta comparecencia ante los medios indicó que, "al ver que el margen es tan pequeño, es fundamental mantener la prudencia y eso lo digo para todos los peruanos. Esta campaña ya culminó y será fundamental, como lo dije en la mañana, tender los puentes y encontrar los espacios de diálogo entre todos los grupos políticos".

Fujimori declaró que "nuestro país, al ver el mapa de resultado en esta boca de urna, lo que se muestra, son dos grandes bloques con ciudadanos que, todos quieren un cambio, pero con una visión diferente. Ese cambio debe buscarlo gane quien gane. Aquí no hay un ganador y un perdedor. Aquí lo que se tiene que buscar es la unidad de todos los peruanos".

La aspirante de Fuerza Popular remató diciendo que "vamos a esperar los resultados oficiales de la ONPE" y pidió a los personeros "que sé que están defendiendo voto a voto, que lo hagan hasta el final, que se queden hasta que se cierre la última mesa".

JORNADA POLARIZADA

25,2 millones de peruanos estuvieron convocados a votar este domingo 6 de junio entre unos aspirantes que se enfrentaron en balotaje, luego de que el pasado 11 de abril ninguno obtuviera más del 50% de los sufragios, debido también a un fuerte ausentismo.

Así las cosas, para esta nueva tanda electoral quedaron dispuestas 83.048 mesas de votación a lo largo del país –según la ONPE se instalaron al 100% al mediodía–, mientras que en el extranjero estuvieron habilitadas 3.440 mesas para 997.033 electores, con gran presencia en Estados Unidos y España.

El mandatario interino Francisco Sagasti fue una de las primeras autoridades en votar, señalando que confía en que todas las partes involucradas respetarán los resultados. "Estoy seguro de que el próximo presidente o presidenta lo seguirá", dijo luego de resaltar que "la primera tarea clave" de su sucesor será la lucha contra la pandemia de Covid-19 y el proceso de vacunación.

Se trata de un gran desafío en medio de un plan de inoculación que continúa con lentitud, precisamente en la nación con la mayor tasa de mortalidad per capita del mundo por el virus.

CASTILLO RECHAZÓ ACUSACIONES DE FRAUDE

A inicios de la tarde, el candidato Pedro Castillo emitió un comunicado en el que rechazó las acusaciones contra personeros de su grupo a los que se les señala de presuntamente haber marcado en la ciudad de Ayacucho documentos de identificación a favor de su movimiento.

Sus declaraciones se produjeron luego de que la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú reportara a través de su cuenta de Twitter que "un personero (del partido) Perú Libre firmaba en el reverso de las cédulas donde le correspondía. Marcó 67 de ellas en el símbolo del partido político".

El organismo señaló que tomó medidas de inmediato, por lo que el supuesto responsable se encuentra detenido. La prensa local indicó que el abogado del personero acusado aseguró que su defendido no cometió ningún delito y que las cédulas llegaron con "marquitas". 

El primero en sufragar sobre el mediodía fue el candidato socialista Pedro Castillo en el distrito de Tacabamba, en la provincia de Chota, Cajamarca.

En medio de aplausos, el profesor aspirante votó en el el colegio Salomón Díaz, a donde llegó acompañado de su esposa Lilia Paredes.

Desde allí, el político aprovechó para anunciar que recibirá los resultados en esa región, pues no viajará a Lima como estaba previsto, debido a preocupaciones por la salud de sus padres.

Entretanto, y poco después sobre las 16.00 horas, Keiko Fujimori ejerció su derecho al voto en el colegio Precursores del distrito de Surco, en la Provincia capitalina de Lima.

"Sabemos que esta jornada tuvo incidentes. Esperamos que los organismos internacionales tomen cartas en el asunto", señaló la candidata fujimorista al salir del centro de votación.

AGREDIERON A UNA CANDIDATA

La jornada transcurrió con normalidad y sin los retrasos que se reportaron en la primera ronda de los comicios. No obstante, en paralelo hasta las 15.00 hora local se llegaron a contabilizar al menos 116 incidencias, según el medio RPP, mientras que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) indicó que hasta el mediodía se habían contado hasta 53 incidencias en doce regiones.

Una de ellas fue una agresión verbal contra la funcionaria Dina Boluarte, la candidata a la Vicepresidencia de Castillo. "Fuera" y "corrupta" fueron algunos de los gritos que le lanzaron a la salida de su votación.

"Que no sean agresivos, creo que la polarización no le hace bien al Perú", declaró Boluarte ante lo ocurrido, mientras que la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, afirmó al respecto que "han habido accidentes reportados. Entiendo que todos ellos están siendo objetos de investigación del Ministerio Público. Desde el poder Ejecutivo estamos apoyando con la Policía y las Fuerzas Armadas para dar seguridad en la jornada".

KEIKO Y SU COMPROMISO

Más temprano, los dos candidatos coincidieron en enfatizar en que respetarán los resultados de estos comicios. Fujimori, además, instó a todos los peruanos a votar "sin miedo".

"Mi mensaje es de profunda gratitud a todos los peruanos, quiero ratificar nuestro compromiso de respetar la voluntad popular y los electores decidirán si tengo que servir como presidente o como una simple ciudadana", manifestó Fujimori ante la prensa, tras un desayuno acompañada por su familia –entre ellos su hermano Kenji– y simpatizantes de su partido político.

Keiko, quien ingresó a la política como primera dama de su país en 1994, con tan solo 19 años, después del divorcio de su madre Susana Higuchi de su padre, el entonces presidente Alberto Fujimori, reconoció que el país llega al cierre de la contienda electoral "muy polarizado".

"Pido a todos los peruanos acudir a votar. Hagámoslo sin miedo, vayamos a las urnas en busca de la paz para defender la democracia y elegir el destino que nosotros queremos tener", manifestó.

Keiko es considerada la candidata de la derecha y defensora del modelo financiero de su padre, quien sentó las bases del crecimiento económico del país. Aunque durante años ha forjado una carrera política desde el Congreso, que la llevó a liderar el partido político que representa, es también considerada una expresión del llamado fujimorismo.

Despierta tanto odios como amores entre las bases de votantes tras los progresos financieros de Fujimori y luego de que lograra derrotar a la guerrilla Sendero Luminoso. Pero las acusaciones de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de su padre, que lo mantienen en prisión, ensombrecen su nombre y es continuamente ligado a su carrera política.

La propia Keiko también es investigada por presunto lavado de activos por los aportes que habría recibido de la empresa brasileña Odebrecht y de otros empresarios para financiar sus campañas presidenciales de 2006 y 2011.

CASTILLO PIDIÓ CALMA

Por su parte, Castillo, durante su desayuno político, evento tradicional en el país durante las elecciones, se dirigió a los peruanos desde su casa en Tacabamba, en la región andina de Cajamarca. 

Rodeado de familiares y colaboradores y con su tradicional sombrero 'chotano', de paja y ala ancha, Castillo apeló "a la cordura del pueblo peruano y también agradecerles por darnos la oportunidad en esta fiesta democrática. El día de hoy, por encima de todo, que gane el Perú, por encima de todo nadie debe quedarse atrás". 

También se mostró tranquilo y satisfecho. Afirmó que estaba "cómodo y feliz" por haber participado en estas elecciones de segunda vuelta. Asimismo aprovechó su breve alocución para llamar "a la madurez" a todos y cada uno de sus compañeros de filas para abordar la jornada, así como para ofrecer disculpas por posibles "objeciones, problemas y palabras" dichas durante la campaña que hayan "herido a alguien o abrir susceptibilidades".

Aseguró que el voto y la decisión ciudadana no debe ser "por el dinero", sino para lograr que todos los peruanos "se sientan bien, en familia" y para que quienes no tienen "quien les cobije" encuentren en el Gobierno "a los primeros en contribuir".

 

 

 

 

Fuente France24 - con EFE y medios locales