La VoZ digital | Caracas califica de "farsa mediática" la ayuda humanitaria liderada por la ONU

2021-06-19 | 10:01

CRISIS EN VENEZUELA

Caracas califica de "farsa mediática" la ayuda humanitaria liderada por la ONU
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
La Conferencia Internacional de Donantes, en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos, organizada por Canadá, prometió más de 1.500 millones de dólares en subvenciones y préstamos para ayudar a los migrantes de ese país que huyen de una crisis humanitaria, así como a sus naciones de acogida y a las personas vulnerables que aún se encuentran en Venezuela. Sin embargo, Caracas arremetió contra la iniciativa de más de 30 países a la que calificó de “farsa mediática”.

Venezuela lleva varios años sumergida en una profunda crisis económica, por la que al menos desde 2015 más de 5,6 millones de ciudadanos se han visto obligados a abandonar su país.

Ante este panorama, la Conferencia Internacional de Donantes, con la participación de más de 30 países y dos bancos de desarrollo, logró este jueves el compromiso de aportar 1.554 millones de dólares para abordar la crisis.

954 millones de ellos serán donaciones para ayudar a los millones de venezolanos que en su mayoría se han asentado en otros países de América Latina y el Caribe. Se han visto aún más golpeados en sus intentos por sobrevivir a raíz de las restricciones de los gobiernos para tratar de frenar la pandemia del Covid-19, pues gran parte de esos migrantes depende de la economía informal.

Las  subvenciones incluyen 407 millones de dólares prometidos por Estados Unidos y 93,12 millones de Canadá. Además, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo prometieron 600 millones de dólares en préstamos para abordar la crisis.

Sin embargo, la cifra no cubriría las necesidades de los territorios que acogen los venezolanos en medio de la recesión hiperinflacionaria que su país ha vivido tras más de dos décadas de gobiernos socialistas en una de las naciones más ricas en petróleo del mundo.

"¿Esto cubre todas las necesidades? Por supuesto que no (…) Tendremos que seguir animando a los donantes a que apoyen la respuesta", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

Colombia, el país que más personas de Venezuela ha acogido en medio de la crisis, otorgó el pasado febrero un estado de protección que les permitirá vivir y trabajar de forma legal durante 10 años a los 1,8 millones de migrantes provenientes de esa nación.

Este jueves, en medio de la conferencia, el Gobierno ecuatoriano prometió una iniciativa similar. El presidente Guillermo Lasso anunció que comenzará un proceso para regularizar la situación migratoria de los 430.000 venezolanos que alberga.

"Existe ese reconocimiento en nombre de la comunidad global de que se necesita apoyo para asegurar que esa generosidad pueda continuar, y realmente puede profundizarse, en los países anfitriones", Karina Gould, ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, en referencia a la necesidad de apoyar los esfuerzos de los países de acogida.

El  líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, destacó el respaldo de la comunidad internacional con los ciudadanos de su país. "Agradezco a Canadá como organizador, a los países receptores, naciones donantes y organismos multilaterales en la Conferencia en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos. Debemos unificar y sumar esfuerzos para una solución en Venezuela", aseguró Guaidó a través de su cuenta de Twitter.

 

Gobierno venezolano califica las donaciones de “farsa mediática”

Pero no todos han recibido con beneplácito el respaldo global para los refugiados y migrantes. El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, arremetió contra la Conferencia Internacional a la que señaló de ser una “farsa mediática”.

“La sociedad venezolana observa hoy con indignación el desarrollo, en su nombre, de una nueva edición de la farsa mediática denominada “conferencia de donantes para la migración venezolana", sin que se conozca el destino de los cuantiosos fondos anunciados, y supuestamente recaudados, en los últimos dos años para ese fin”, subrayó el Gobierno mediante un comunicado.

La Administración de Maduro consideró que todo se trata de una “propaganda política anti-venezolana”, mientras siguió implantando dudas sobre el dinero recaudado. Aseguró que hasta ahora se han recogido 2.800 millones de dólares, cuyo destino, insistió, “se sabe poco o nada”.

Según Caracas, la conferencia omite "tanto las causas vinculadas a la imposición de un bloqueo criminal a través de sanciones ilegales, hasta las situaciones de discriminación y explotación a las que son sometidos ciudadanos venezolanos en muchos países del continente".

Asimismo, acusó a España, Canadá, la Unión Europea y a agencias de la ONU, de actuar “bajo el estricto guion de Washington” para exhibir “una cínica lectura de la situación de las personas migrantes de origen venezolano".

 

 

 

 

Fuente France24 - con Reuters  y EFE