La VoZ digital | Bolsonaro, acusado de irregularidades en la compra de vacunas

2021-06-26 | 15:27

Coronavirus

Bolsonaro, acusado de irregularidades en la compra de vacunas
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
El Gobierno de Brasil, encabezado por el controvertido Jair Bolsonaro, se está viendo acorralado por una acumulación de escándalos que lo sitúan en la cuerda floja. A la reciente dimisión de su ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, por un caso de contrabando ilegal de madera de la Amazonia, se le suma ahora una investigación parlamentaria que revela irregularidades en la compra de la vacuna india Covaxin. Todo ello en un momento caída libre de su popularidad: un nuevo sondeo indica que el expresidente Lula dobla a Bolsonaro en intención de voto para las elecciones del 2022.

La gestión de la pandemia ha sido una crítica recurrente al presidente de Brasil. Con más de 18 millones de casos acumulados y 500.000 fallecidos, ahora el escándalo tiene que ver con la compra de vacunas: la comisión parlamentaria de investigación (CPI) del país ha desvelado que Bolsonaro habría sido informado personalmente de irregularidades en la adquisición de 20 millones de dosis de la inyección india Covaxin.

Las vacunas se habrían adquirido a un precio 11 veces superior a lo estipulado por el fabricante

Según la investigación del Senado, el contrato para la compra de estas vacunas se firmó antes de contar con el aval del órgano regulador brasileño. Además, varios documentos extraídos del Ministerio de Exteriores de Brasil confirmarían que se adquirieron a un precio once veces superior al estipulado por el fabricante, si bien el Ministerio de Sanidad niega tales informaciones. El CPI afirma que la negociación no se dio con el fabricante (Bharat Biotech) sino a través de un intermediario, Precisa, una farmacéutica vinculada a otra empresa que está siendo investigada por fraude.

La revelación de un funcionario del Ministerio de Sanidad, Luis Ricardo Miranda, añadiría mayor veracidad a las sospechas de corrupción. Miranda afirmó esta semana que sintió una “presión atípica” para firmar el contrato y que, junto con su hermano, el diputado Luis Miranda, informaron a Bolsonaro de las posibles irregularidades. El presidente, según los hermanos Miranda, les había prometido que iniciaría una investigación, que finalmente no se llevó a cabo.

El jefe del Estado brasileño tacha las acusaciones de "calumnia", pero anuncia una investigación

Tras la entrevista, el Gobierno tachó las palabras de “calumnia”, aunque confirmó que se había reunido con Miranda y anunció que investigaría las graves acusaciones. “Cuatro, cinco meses después de que [Luis Miranda] me hablara, no pasó nada. Ni una sola dosis de Covaxin llegó a Brasil. No se gastó ni un centavo en eso”, ha asegurado Bolsonaro. Sin embargo, los senadores del CPI aseguran que tienen pruebas de lo contrario y, además de alertar de estas supuestas irregularidades, acusan a la administración de cometer “crímenes contra la vida” de la población de Brasil.

El fantasma de la gestión de la pandemia se cierne sobre el controvertido presidente, en medio del escándalo por la dimisión del ya exministro de Medio Ambiente Ricardo Salles, acusado de tráfico de madera del Amazonas y de obstrucción de la justicia. Todo ello ha contribuido al deterioro de la imagen pública del ultraderechista Bolsonaro, que, según una encuesta del instituto Ipec apenas, cuenta con el 23% de los apoyos para la contienda electoral del 2022. Su gran competidor, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, lidera el sondeo sobre intención de voto con un 49%, el doble que el actual mandatario.

El rechazo popular se ha podido ver en las calles de Brasil durante las últimas semanas, con multitudinarias manifestaciones por todo el país al grito de “Bolsonaro genocida”, “vacuna en el brazo y comida en el plato” y “vacuna ya”. El ritmo de vacunación ha mejorado en junio, pero son recurrentes y evidentes los fallos de logística, que esta última semana han parado en seco la inmunización en al menos seis grandes capitales.

 

 

la vanguardia