La VoZ digital | EE.UU. sanciona al ministro de las FF.AA. de Cuba por presuntos abusos a derechos humanos

2021-07-22 | 19:39

POLÍTICA INTERNACIONAL

EE.UU. sanciona al ministro de las FF.AA. de Cuba por presuntos abusos a derechos humanos
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
El Gobierno estadounidense impuso sanciones contra el titular de las Fuerzas Armadas cubanas y contra una unidad élite del Ministerio del Interior por su papel en la presunta represión a opositores durante las recientes protestas. Según la administración Biden, Álvaro López Miera, el jefe del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, "ha desempeñado un papel integral en la represión de las protestas en curso en Cuba". El presidente estadounidense advirtió que estas sanciones son "sólo el comienzo" de una batería de medidas. Por su parte, Cuba calificó de "infundadas y calumniosas" las sanciones.

Estados Unidos lanzó este jueves una batería de nuevas sanciones contra funcionarios cubanos como respuesta a las denuncias de violencia gubernamental ejercida durante las protestas del pasado 11 de julio en la isla. El ministro de las Fuerzas Armadas, Álvaro López-Miera, y el comando de élite conocido como "avispas negras" fueron el objetivo de éstas.

En efecto, desde que estallaron las manifestaciones en toda Cuba el 11 de julio, el Gobierno de Joe Biden ha estado consultando con funcionarios de todo Washington sobre la amplitud de las sanciones económicas que debería imponer a las autoridades acusadas de llevar a cabo la represión a la protesta.

Y llegó a la conclusión de que el jefe del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Álvaro López Miera, es el líder de una entidad "cuyos miembros han incurrido en graves abusos de los derechos humanos", declaró el Departamento del Tesoro estadounidense en un comunicado.

Los miembros de la unidad de fuerzas especiales llamados "avispas negras", o "boinas negras", que fue castigada previamente durante los últimos días de la Administración Trump, también serán sancionados.

MEDIDAS CON IMPACTO LIMITADO

Las sanciones fueron establecidas bajo el amparo de la ley global Magnitsky, una normativa utilizada en casos de violaciones de derechos humanos para castigar con la congelación de activos y la prohibición de viajar a Estados Unidos a ciudadanos acusados de cometer estos crímenes.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses han reconocido que los oficiales cubanos no suelen realizar tratos financieros con la nación norteamericana y que pocas veces viajan a ese país, lo que limita el impacto de esas medidas.

Jen Psaki, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, describió las sanciones como parte de una serie de respuestas que Biden desplegará para ayudar a los cubanos que están luchando contra la opresión del Gobierno y una creciente crisis humanitaria y dijo que "abordar este momento era una prioridad para la Administración". 

"El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica que todas las personas", dijo por su parte el presidente Joe Biden en un comunicado.

POSTURA CUBANA

En reacción, el ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez, rechazó las sanciones por considerarlas "infundadas y calumniosas" e instó a Estados Unidos a aplicar esas medidas a su propio historial de "represión diaria y brutalidad política".

Este jueves se cumplen 11 días de que miles de cubanos se manifestaran en las calles de la isla para protestar contra una crisis económica que ha provocado escasez de productos básicos y cortes de electricidad.

La ONG Human Rights Watch denunció cientos de detenciones en el marco de las manifestaciones, de los cuales de varios no se sabría su paradero. Se conoció también que 12 cubanos arrestados en las manifestaciones recibieron sentencias de diez meses a un año de cárcel, según denunciaron familiares de los procesados.

Las autoridades del país caribeño insisten por su parte en culpar a Estados Unidos y a su embargo económico impuesto a Cuba por la crisis que atraviesa el país.

Los disturbios parecen haber inyectado un nuevo sentido de urgencia a la revisión de la política de Biden sobre Cuba. Hasta ahora, la isla no había sido tratada como un tema prioritario de la agenda estadounidense.

De hecho, el presidente había prometido durante su campaña de 2020 revertir algunas de las políticas de Trump con respecto a Cuba, pero este último anuncio sugiere que hay poco interés por una vuelta al acercamiento con la isla.

Al contrario, la velocidad con la que la Administración ha elaborado nuevas sanciones parece indicar que Biden no tiene intención de suavizar el enfoque de Estados Unidos hacia Cuba. "Esto es sólo el comienzo", declaró Biden en un comunicado, "Estados Unidos continuará sancionando a los individuos responsables de la opresión del pueblo cubano", agregó. 

Por otra parte, Biden reiteró el jueves que su Administración está buscando formas de ayudar a los cubanos para que recuperen el acceso a Internet después de que La Habana restringiera su acceso durante las protestas. "Trabajaremos estrechamente con nuestros socios en toda la región, incluida la Organización de Estados Americanos, para presionar al régimen", dijo el mandatario.

WASHINGTON REACTIVARÁ REMESAS

Además, el Departamento de Estado está considerando la posibilidad de permitir que las personas en Estados Unidos envíen dinero a sus familiares y amigos en Cuba a través de un proceso de envío de remesas.

El portavoz del departamento, Ned Price, dijo a principios de esta semana que el Gobierno estaba examinando cómo hacer llegar el dinero "directamente a las manos del pueblo cubano".

El objetivo es determinar un sistema con el que los cubano-estadounidenses puedan enviar dinero directamente a las familias, ya que las autoridades estadounidenses acusan al Gobierno cubano de interceptar las remesas en su propio beneficio. 

Sin embargo, la Casa Blanca advirtió que el tema era complejo y que "requiere un enfoque medido y reflexivo en coordinación con los expertos".

 

 

 

 

Fuente France24