La VoZ digital | Hezbolá asegura estar "preparado" para responder a Israel, aunque preferiría evitar un conflicto

2021-08-08 | 15:09

MEDIO ORIENTE

Hezbolá asegura estar "preparado" para responder a Israel, aunque preferiría evitar un conflicto
103



  •  


Imagen ilustrativa. GENTILEZA Imagen ilustrativa. GENTILEZA
Luego de cuatro días de tensiones fronterizas entre Líbano e Israel, el líder del partido-milicia chiíta libanés, Hasan Nasrallah, prometió este sábado una respuesta "apropiada y proporcional" a "todo ataque aéreo de Israel sobre el Líbano". No obstante, pese a la amenaza, también aseguró no estar buscando una guerra.

Las  tensiones aún están vivas entre Líbano e Israel. El jefe de Hezbolá, la milicia chiíta libanesa sostenida por Irán, declaró este sábado que su grupo/partido eligió lanzar cohetes sobre zonas despejadas como una respuesta a los ataques aéreos israelíes. No obstante, también afirmó que podría protagonizar lanzamientos más peligrosos en el futuro.

El jefe del movimiento, Hasan Nasrallah, precisó que responderán de forma "apropiada y proporcional" a todo ataque aéreo de Israel: "(Ayer) escogimos zonas despejadas en las granjas de Chebaa para lanzar un mensaje, pero siempre podemos dar un paso más (en la escalada de tensiones). No estamos buscando la guerra, pero estamos preparados para ella y la vamos a ganar".

Entre las opciones consideradas, existe la posibilidad de un ataque en campo abierto en los territorios palestinos ocupados, como Galilea o los Altos del Golán.

Del lado de los funcionarios israelíes, mismo discurso. El pasado viernes, estos aclararon que no deseaban una escalada "con miras a una guerra real", si bien afirmaron que estaban preparados para ella.

 

"Acontecimientos peligrosos"

El jueves, y por primera vez desde 2014, Israel llevó a cabo sus primeros ataques aéreos contra Líbano, luego del lanzamiento –no reivindicado– de tres cohetes hacia su territorio, provenientes de la República libanesa.

Al día siguiente, Hezbolá decidió responder lanzando más de diez cohetes contra el estado hebreo, que a su vez contestó con fuego de artillería.

Por el momento, no se han detectado más ataques y no se ha reportado ninguna víctima mortal.

En un discurso que conmemoraba el final de la guerra entre Líbano e Israel en 2006, Hassan Nasrallah dijo que el fuego israelí constituía "acontecimientos peligrosos" que no se habían visto en los últimos 15 años. "No queremos ir a la guerra pero estamos preparados", agregó.

La Fuerza Provisional de Naciones Unidas para Líbano (FINUL) se posicionó el viernes contra "una situación muy peligrosa" y llamó a un alto el fuego "inmediato". Estados Unidos, por su parte, instó al Gobierno libanés a "evitar rápidamente" que militantes de la milicia Hezbolá, considerados por Washington como organización "terrorista", disparen cohetes contra Israel.

Este cuarto día de escalada en las hostilidades transfronterizas se produce en un contexto de tensión en la región, tras el intento de pirateo de un petrolero en el Golfo de Omán, del que Israel y Estados Unidos han culpado a Irán. Este último negó cualquier implicación.

 

 

 

Fuente France24