La VoZ digital | Mató a sus dos hijos por creer que tenían “ADN de serpiente” e iban a convertirse en “terribles monstruos”

2021-08-13 | 10:30

Locura

Mató a sus dos hijos por creer que tenían “ADN de serpiente” e iban a convertirse en “terribles monstruos”
103



  •  


Gentileza. Gentileza.
El propietario de una escuela de surf de California fue acusado de matar a sus dos hijos en México como consecuencia de su fervor por las teorías de conspiración de QAnon e Illuminati, que lo hicieron convencerse de que los pequeños “iban a convertirse en terribles monstruos”.

Matthew Taylor Coleman, de 40 años, fue acusado este miércoles de asesinato en el extranjero de ciudadanos estadounidenses en relación con la muerte de su hijo de 2 años y su hija de 10 meses, según la Fiscalía Federal para el Distrito Central de California. Las autoridades dijeron que Coleman confesó los asesinatos y le dijo al FBI que usó una pistola de pesca submarina para apuñalarlos.

En la denuncia penal del caso se alega que Coleman contó al FBI que mató a sus hijos porque estaba convencido de que iban a convertirse en “terribles monstruos” pues las teorías de conspiración lo llevaron a creer que su esposa les había transmitido “ADN de serpiente”.

La esposa de Coleman, identificada solo por sus iniciales, se comunicó con la policía de Santa Bárbara después de que su esposo sacó a los niños el sábado, pero no le dijo a dónde iban. Ella se preocupó después de que él no respondió a sus mensajes y, sabiendo que su esposo no tenía un asiento de niños para el automóvil con él, llamó a la policía.

El domingo se presentó el informe de una persona desaparecida y los oficiales le pidieron que usara la función Find My iPhone de Apple para ver si podía encontrar a Coleman. El programa mostró la última ubicación conocida de Coleman en Rosarito, México, dijo.

La policía alertó al FBI sobre la investigación, ya que se convirtió en un caso de presunto secuestro de los padres. Coleman fue detenido el lunes luego de que agentes de protección fronteriza inspeccionaran su camioneta cuando regresó a Estados Unidos, donde los agentes no vieron a sus hijos y encontraron sangre en el vehículo, dijeron las autoridades.

La denuncia alega que Coleman confesó los asesinatos al ser entrevistado el lunes y dio a las autoridades la ubicación del arma homicida y la ropa ensangrentada desechada. También identificó dos cuerpos recuperados por las autoridades mexicanas como los de sus hijos.

 

 

infobae